09/01/2012 - 10/01/2012 ~ Asoprovida Argentina

¿Qué es ASOPROVIDA?

Asoprovida: Asociación Protectora dela Vida, es un movimiento cultural y ambiental internacional que fomenta el cuidado de la vida en todas sus expresiones...

Talleres de desarrollo personal

Los talleres de desarrollo personal y farmaco dependencia, se encuentran entre las actividades que Asoprovida imparte a grupos de jóvenes...

Taller de Educación Ambiental

Asoprovida dicta talleres de educación ambiental en escuelas primarias, fortaleciendo en los niños, valores que permitan el cuidado de la vida en todas sus expresiones formando clubes de guardianes de la vida...

Seguridad alimentaria

Las Huertas Caseras y Agricultura Biológica...

jueves, 27 de septiembre de 2012

Monsanto en Córdoba: Denuncia

Denuncia Penal por Monsanto en Córdoba

Es contra el intendente Arzani y los ediles, por autorizar a la firma tareas previas. La presentaron Rubén Arroyo y Santiago Clavijo.


El abogado Rubén Arroyo y el legislador juecista Santiago Clavijo encabezan en carácter de denunciantes una presentación penal formulada ayer contra el intendente de Malvinas Argentinas, Daniel Arzani, y seis concejales de esa ciudad del Gran Córdoba donde la empresa Monsanto planea construir una planta tratamiento y acondicionamiento de semillas de maíz.

La denuncia plantea que los acusados incurrieron en el delito de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público al otorgar pre factibilidad a la radicación y autorizar el inicio de las tareas preliminares a la construcción de la planta antes de que la firma hubiera completado los requisitos que fija la Ley General del Ambiente 25.675.

Concretamente, la denuncia sostiene que ambas habilitaciones provisorias se concedieron sin que Monsanto cumpliera aún con el procedimiento previo de evaluación de impacto ambiental (artículo 11 de dicha ley), sin que se hubieran institucionalizado los procedimientos obligatorios de consulta o audiencia pública (artículo 20), y sin haber asegurado la participación ciudadana en el procedimiento de evaluación de impacto y, en particular, en las etapas de planificación y evaluación de resultados (artículo 21).

La presentación insiste en que, tras la reforma de 1994, la Constitución Nacional incorporó la denominada “cláusula ambiental” que eleva a la categoría supra legal el derecho a un ambiente sano y establece que “las autoridades proveerán a la protección de este derecho”.

Además de denunciar a Arzani y a los concejales de Malvinas Argentinas, la presentación también solicita que se analicen eventuales responsabilidades de funcionarios del Gobierno de Córdoba, y cita a los ministros de Industria, Jorge Lawson; de Agricultura, Néstor Scalerandi; y en especial, al de Agua, Ambiente y Energía, Manuel Calvo, por supuesto incumplimiento de la ley 7.343 de defensa del ambiente.

A la Provincia, la denuncia le achaca no haber impedido el inicio de las tareas preliminares, pese a que hasta ahora Monsanto sólo habría presentado un “aviso de proyecto”, apenas el primer paso del Estudio de Impacto Ambiental que prevé la legislación provincial.

La inversión de Monsanto en Malvinas Argentinas fue anunciada meses atrás por la Provincia, y también fue avalada por la presidenta Cristina Fernández. La empresa proyecta invertir 1.600 millones de pesos y planea que la planta esté lista en diciembre del año que viene. En julio pasado la firma indicó las tareas de cerramiento perimetral del predio, remoción de tierras, emparejamiento del terreno y excavaciones para extracción de agua.

Grupos ecologistas se oponen a la radicación y mantienen movilizado a un sector importante de la población. Días atrás, el Consejo Superior de la UNC recomendó una consulta a la población de Malvinas Argentinas sobre el desembarco de Monsanto.

27/09/2012

martes, 18 de septiembre de 2012

Monsanto en Córdoba: UNC Declara


La Universidad Nacional de Córdoba declara sobre la instalación de Monsanto en Córdoba


El Honorable Consejo Superior de la Universidad Nacional de Córdoba DECLARA:


QUE, Con motivo de la radicación de la empresa Monsanto en las ciudades de Malvinas Argentinas y Río Cuarto, el Honorable Consejo Superior de la Universidad Nacional de Córdoba advierte la necesidad de respetar los dictados de la Constitución Nacional y la legislación vigente que ordena la aplicación del principio de precaución (“cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la ausencia de información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces, en función de los costos, para impedir la degradación del medio ambiente”, Ley Nacional 25.675/2002, art. 4°).

Asimismo, exhorta a efectivizar una consulta a la población para que ejerza su derecho a decidir sobre la no radicación de la empresa.

Este cuerpo también se manifiesta por una reglamentación de la Ley Nacional de Semillas 20247/1973, que garantice la protección de los recursos genéticos, la soberanía alimentaria y la biodiversidad productiva en la argentina.

Por todo ello, la Universidad declara su solidaridad con las comunidades cordobesas antes mencionadas que se movilizan contra la radicación de la empresa Monsanto -cuya responsabilidad en el perjuicio ambiental para las poblaciones es motivo de movilizaciones sociales en el mundo entero-, y se compromete a seguir trabajando para que se desarrollen sistemas de producción agropecuaria diversificados, que satisfagan las necesidades de la comunidad, garanticen la soberanía alimentaria, conserven los suelos, la biodiversidad antiva y preserven las cuecas hídricas.

Córdoba, 18 de septiembre del 2012

Fuente: Reduas

Lee los artículos relacionados a Monsanto en Córdoba

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Ciclo de Conferencias en el Poder Judicial de San Luis

"COMENZÓ EL CICLO DE CONFERENCIAS SOBRE EL CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE"



"Hoy el primer grupo recibió la capacitación, por parte de integrantes de la ONG ASOPROVIDA.

 En el marco de la campaña sobre el uso responsable de los recursos “P.EG.A.”, hoy, a las 8.00 hrs., comenzó el primer encuentro del ciclo de conferencias para promover el cuidado del medio ambiente.
Estas capacitaciones son dictadas por integrantes de la ONG ASOPROVIDA y son de carácter obligatorio para todos los agentes judiciales. Por este motivo, se ha organizado una grilla de actividades, en donde se informa que día le corresponde asistir a cada empleado administrativo."

Monsanto en Córdoba: Lo que no se dice

Lo que no se dice de la nueva planta de Monsanto en Córdoba

Las semillas transgénicas para la Planta de Malvinas Argentinas.

Los promotores de la instalación de Monsanto en Malvinas Argentinas argumentan que la planta no generara contaminación al ser una “procesadora de semillas”; tratan de ocultar el carácter tóxico de la misma detrás de la simbólicamente apreciada concepción de “semilla” que tienen todos en general. También intentan esconder los poderosos venenos con que trataran a esas semillas, y sobretodo buscan disimular en qué han convertido a esas semillas de maíz manipuladas por Monsanto, la empresa más siniestra e inescrupulosa entre todas las multinacionales.
Para divulgar esta información, la Red de Médicos de Pueblos Fumigados emite este primer Informe sobre la nueva semilla que se procesará en la planta, utilizando la información que ha podido ser obtenida hasta este momento con mucha dificultad. 

1º Informe: El maíz venenoso de Monsanto
Monsanto produce actualmente tres semillas de maíz que comercializa en la Argentina. Una es el Maíz MON810, semilla al que han injertado genes transgénicos a través de bombardeo con micropartículas, logrando que las plantas que se generan de todas ellas, durante su ciclo vital, en cada una de sus células, secrete una toxina (toxina Bt, procedente del bacilo turingiensis), tóxica para insectos lepidópteros (mariposas) que atacan estos cultivos.

El maíz MON810 contiene entre otros genes implantados, genes que convierten en resistentes a los antibióticos de uso común en medicina humana (resistencia a aminoglucócidos). La Unión Europea prohibió, por esta razón, el ingreso de esas semillas a su territorio en 2004 a través del art. 2 de la Directiva 18/ 2001 del Parlamento Europeo y del Consejo Ejecutivo de 12 de marzo de 2001 (el Ministerio de Salud argentino parece que nunca se dio cuenta de ello). Paralelamente  muchos países de Europa denunciaron el impacto ambiental que estas plantas venenosas de maíz generan, al secretar insecticidas todo el tiempo durante el que están vivas, causando una huella mucho mayor a la que generan las fumigaciones esporádicas con agrotóxicos.

Últimamente científicos canadienses detectaron la toxina Bt inclusive en sangre de cordón umbilical de niños recién nacidos, confirmando la amplísima contaminación generada por este tipo de cultivo. Es preciso reconocer que esta toxina no es inocua para los humanos, por lo que la preocupación médica está aumentando. En la Argentina el maíz MON810 se conoce como Tecnología MaízGard® (MG) y se utiliza desde 1998. 

En 2004 Monsanto incorporó un maíz resistente al glifosato. Es  el Maíz NK603 aquí conocido como Roundup Ready Maíz 2. Esta semilla permitió rociar con glifosato los cultivos de maíz y también a la población rural vecina del cultivo, con las consecuencias ya conocidas, sobre todo por los vecinos de Bº Ituzaingo de Córdoba. La ventaja era que no crecerian plantas entre los surcos con maíz, entonces este progresaria fuerte y alto sin competencia por el sol, el agua o los nutrientes del suelo. Pero glifosato no es atóxico como miente aún Monsanto, ni se puede tomar un vaso lleno de roundup como propone el Ministro de Ciencia y Tecnología Barañao: produce cáncer, malformaciones y es disruptor endócrino. Monsanto en 2007 lanza una versión que cruzaba los dos monstruosos maíces transgénicos, NK603 X MON810, llamado aquí MaízGard Roundup Ready 2® (MGRR2), una semilla que genera una planta resistente a glifosato y secretora permanente de insecticida. 

El nuevo maíz mutante de Monsanto
Recientemente el gobierno nacional, en un arranque de complacencia transgénica, aprobó nuevas semillas, entre ella una de Monsanto y Dow, el maíz MON89034 x TC1507 x NK603. Esta es una versión mejorada del maíz Bt (MON810), aquel que generaba una toxina que permanentemente mataba a algunos insectos perjudiciales para el cultivo. Ahora el nuevo mutante de maíz no sólo genera un veneno, sintetiza tres venenos diferentes, que se secretan todo el tiempo. El nuevo maíz (si aún se le puede llamar así) es capaz de matar  todo tipo de orugas y gusanos de mariposas que traten de anidar en sus chalas, hojas o espigas, y ahora también es capaz de exterminar a las temibles vaquitas de San Antonio, un coleóptero que suele anidar en su raíz. Las vaquitas de San Antonio anidan en la raíz del maíz, ahora este, secretará un veneno que lo exterminará (a ellas y a muchas especies más).

Este nuevo maíz, que según la anuncio la Presidenta durante su encuentro con los líderes de Monsanto, se llamara comercialmente: “Intacta”, también quedará intacto bajo la lluvia de glifosato, para el que tiene dos nuevos genes que le dan la capacidad de sobrevivir,  y además será resistente a un segundo herbicida: el glufosinato que comenzará a llover sobre los 12 millones de personas que viven en las zonas de cultivos transgénicos del país.

El nuevo y venenoso maíz que Monsanto preparará en Malvinas Argentinas vendrá a generar niveles de contaminación y daño ambiental nunca imaginados; pensar que muchos países desarrollados rechazan al maíz que produce una sola toxina Bt, y nosotros autorizamos y cultivaremos un maíz que tiene tres venenos Bt, cuyo impacto es desconocido y que aún así fue autorizado por el SENASA en base al principio de equivalencia sustancial de transgénico con orgánico; equivalencia que imaginan hipotéticamente, pero que desconocen y afirman como real con temeraria irresponsabilidad (Resolución Nº 382/2012, Ministerio de Agricultura de la Nación).

Intacta, el nuevo maíz mutante de Monsanto, significará una escalada más en la carrera por aumentar la cantidad de herbicidas con los que se bañan nuestros campos; hoy glifosato solamente consume 280 millones de litros/kg por año, glufosinato lo acompañará rápidamente aportando su propia y reconocida toxicidad en humanos; y la realidad demostrará como es falso el argumento de que estos manipuleos genéticos disminuyen el uso de agrotóxicos. La experiencia nacional demuestra que desde que se aprobó la soja RR no deja de crecer el consumo de venenos agrarios; con venenos es imposible impedirle a la naturaleza penetrar en los extensos monocultivos con plantas (malezas) que se adaptan a los agrotóxicos; esta carrera contra la naturaleza sólo le conviene a las empresas de biotecnología que inventan una solución falsa y dañina todos los años para sostener su negocio.

A la vez, por el carácter de cruzamiento de los distintos mutantes acoplados del maíz, es muy probable que más de un 25% de las nuevas plantas continúen reproduciendo genes de resistencia a antibióticos de uso en medicina que son utilizados como genes marcadores en el proceso de transgénica del MON89034, lo que es una amenaza concreta a las herramientas terapéuticas de la medicina actual.

Además Intacta es híbrido, nadie podrá guardarlo para volver a sembrarlo: ya no vuelve a crecer; inevitablemente contaminará genéticamente a otros maíces vecinos y las empresas multinacionales cobrarán derechos de propiedad genéticas a los productores; ya nada será como antes. El maíz en poco tiempo no podrá convertirse en mazamorra o un buen locro, este es un maíz pensado para forraje de animales o principalmente para biocombustible. Para comer habrá que ir a Mac Donald.

En conclusión, la semilla INTACTA, el nuevo maíz mutante de Monsanto, que se preparará en la nueva planta, es una verdadera amenaza a la salud humana y al ambiente general de nuestro país. El maíz es el alimento que permitió a los humanos progresar a través de 15.000 años en América, su semilla es convertida ahora a través de biotecnología en un asesino serial capaz de resistir la lluvia combinada de venenos en fumigaciones aéreas o terrestres sistemáticas, que matarán a todas las plantas cercanas al cultivo menos al nuevo mutante; y será también una usina permanente de toxinas insecticidas cuya consecuencias ambientales en nuestro delicado equilibrio ecológico-sanitario (recordar epidemia de dengue 2009) son por lo menos imprudentes y alarmantes. Con esta base de información se debería desencadenar la aplicación inmediata del principio de precaución de la legislación ambiental y frenar el proyecto Intacta de Monsanto.

Malvinas Argentinas, un humilde pueblo trabajador cercano a la Ciudad de Córdoba, caracterizado por sus carencias y la dignidad de sus habitantes, no merece convertirse en la factoría de este temible maíz venenoso. La historia de las factorías de Monsanto en todo el mundo sólo refieren contaminación, dolor y muerte; no queremos eso para Malvinas Argentinas y tampoco queremos que sea cómplice de este negocio macabro que impulsan Monsanto y los gobiernos de los estados nacional, provincial y municipal, deslumbrados por el productivismo extractivista de corto plazo.-

Dr. Medardo Avila Vazquez
Coordinador Red Universitaria de Ambiente y Salud – Médicos de Pueblos Fumigados


05/09/2012

Fuente: Reduas

Lee los artículos relacionados a Monsanto en Córdoba

Gran Bicicleteada por el Día Mundial de la Capa de Ozono