22 de Abril - Día de la Tierra ~ Asoprovida Argentina

lunes, 22 de abril de 2013

22 de Abril - Día de la Tierra

¡Feliz día de la Tierra, nuestro hogar!


Esta importante fecha se instauró en 1970 en los Estados Unidos de Norte América. En el Día de la Tierra de 1990, más de 200 millones de personas en 141 países de todos los continentes participaron en celebraciones en sus comunidades. La movilización de grupos le dio más autoridad a los ciudadanos, enlazó globalmente a las organizaciones no gubernamentales (ONG) y obligó a los jefes de estado a participar personalmente en la Cumbre de la Tierra de las Naciones Unidas en Río de Janeiro. 

Hoy la tierra resiste como puede las constantes agresiones que erosionan cada vez más la vida del planeta. Fenómenos como el efecto invernadero, la destrucción de la capa de ozono, la muerte de los bosques y la contaminación de los suelos no son mas que una escalofriante muestra de los riesgos que amenazan el medio ambiente terrestre. Ahora nuestro gran desafío es forjar y mantener una sociedad sostenible. 

Fuente: ambiente.gov.ar


Poema a la Tierra Viva

La Tierra encierra misterios,
de tiempos ya milenarios,
y guarda huellas y voces
de pueblos que ya han marchado.
¡La tierra es leyenda fértil,
que engendra vida y milagros!
Que se abrazan a sus collados,
y traga en su boca-vientre,
la lluvia mojada en años.

También la tierra que es madre,
guarda en su seno abismo,
raíces para dar fuerzas,
a cada árbol sembrado.

La Tierra Viva acomoda,
en su hemisferio enlazado,
razas y mundos complejos,
mundos y razas varios.

La Tierra nos da su aliento,
por cada semilla y grano,
que con sudor y fatiga,
el hombre haya sembrado.

La Tierra fija los montes,
que escalan el cielo alto,
se viste de muchos colores,
de blanco, marrón y pardo.

La Tierra guarda del hombre,
su historia paso por paso;
revela grandes misterios,
por siglos amontonados.

Pero la tierra también solloza,
el llanto sobre sus valles,
las huellas ensangrentadas
que sobre su vientre arden.

La Tierra Viva está herida,
no quiere morir sin antes...
sentir la esperanza semilla
sembrada sobre su carne.

                                                                                                María Beneyto